Sistemas de Monitoreo. ¿Qué son?

Los Sistemas de Monitoreo, son sistemas que chequean en tiempo real el estado de los dispositivos conectados a una red de computadoras. En la práctica, en una empresa, se puede monitorear que un servidor, un switch o router, una impresora o un access point este prendido y funcionando. Pero para ir más allá, también se puede monitorear que los servicios que presten estos dispositivos estén disponibles. En el caso de un server, se puede monitorear que el servicio de colas de impresión este funcionando, o que el servicio de DNS resuelva correctamente, o que un web server este activo. También podemos verificar que el web server responda en un rango de tiempo determinado, que el server no este consumiendo demasiados recursos, o no haya muchos usuarios usando un sólo access point.

Entendido, pero… ¿para qué?

Cuando el Sistema de Monitoreo detecta que un dispositivo funciona normalmente, lo único que hace es guardar el estado. Pero cuando no esta respondiendo, o no esta dentro de los parámetros establecidos, se genera un alerta. El alerta, puede derivar en un aviso visual, audible o el envío de un mail, SMS, pager o hasta un mensaje por MSN o Twitter. De esta forma, como siempre, tenemos a un duende que trabaja mientras nosotros descansamos, pero que nos avisa cuando ve algo que no esta del todo bien.

Definitivamente, no me hace falta

Seguramente. Al igual que un chequeo médico de rutina. Pero por otro lado, ¿no seria bueno que “alguien” este revisando que pasa en la red, y que nos permita anticiparnos a los problemas? Si bien los alertas nos sirven para saber cuando ocurrió algo inesperado, y actuar en consecuencia, los estados normales nos sirven para evaluar la evolución en el uso de los recursos. No sólo sirve que nos enteremos que nos queda poco espacio en el disco del server; sino que mientras no este alertado, podamos saber como se va consumiendo el espacio semana a semana, y anticiparnos a la saturación. ¿Tengo que aumentar el ancho de banda de Internet? ¿O solamente se satura en un determinado horario?

¿Y si hablamos de costos?

Como con otras cosas, el costo es elevado, o bajo o nulo. Puede pensarse como un gasto, como a veces se piensa en el seguro del auto. Puede pensarse como una inversión, sabiendo las corridas que nos podemos ahorrar. O puede pensarse como lo que es: un Servicio. El servicio tiene un costo, al contratarlo, al comprarlo, al hostearlo o al configurarlo. Pero también tiene una devolución, tanto al alertarnos de problemas, como permitirnos analizar como estamos y hacia donde estamos yendo. Es una herramienta más que nos permite organizar un poco la estructura informática de la empresa. Nos saca la tediosa tarea de revisar todo “por las dudas” y nos da la tranquilidad necesaria para dedicarnos a otra tarea mas útil: Analizar y Proyectar.

¿Quién te está monitoreando?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *